Páginas vistas en total

27 de enero de 2012

CRÓNICA de la SEMANA de ORACIÓN por la UNIDAD de los CRISTIANOS

18 al 25 de ENERO de 2012

Como se había anunciado, comenzó el MIÉRCOLES 18 de ENERO el Octavario por la Unidad de los Cristianos en la diócesis de Coria-Cáceres.

No pudimos empezar mejor, que orando con las religiosas contemplativas reunidas en el Monasterio de Santa Clara de Cáceres.

Este primer día con el tema “Transformados en Cristo Servidor”, D. Florentino Muñoz, vicario diocesano de Vida Consagrada, nos llevó a la contemplación de la Unidad a través de nuestras mas profundas raíces cristianas, cuyo fundamento está en el Dios Trino al que todos los cristianos adoramos, aunque pertenezcamos a distintas Iglesias.

El JUEVES 19, con el tema “Transformados por la espera paciente del Señor”, nos reunimos en el Seminario diocesano en una mesa redonda bajo el título “Jesucristo, único Señor”

Nos acompañaron los pastores cristianos D. Luís Acosta de la Iglesia Evangélica “Cristo, la Roca” y D. Fernando Silvestre de la Iglesia Evangélica “El Puente”, que junto a D. Miguel Ángel Morán, rector del Seminario y D. Tomás González, del equipo de la delegación, fueron exponiendo nuestra común pertenencia a Cristo y cómo lo consideramos todos los cristianos nuestro Dios y Salvador.

Con el tema,”Transformados por el Siervo doliente”, el VIERNES 20, oramos unidos al estilo de Taizé, acompañados por el pastor de la Iglesia Evangélica Española, D. Felipe Carmona y su mujer Isabel.

Intentamos con la sencillez de los cantos de esta Comunidad Ecuménica de la región de Borgoña, sentirnos unidos en Cristo a pesar de nuestras diferencias.

El SÁBADO 21 el tema era “Transformados por la victoria del Señor sobre el mal”.

En el centro franciscano Ágora D. Felipe nos habló del “Valor y Urgencia del Ecumenismo” y aunque nos manifestó la dificultad de la Unidad de las Iglesias a corto plazo, nos fue enumerando los grandes cambios a los que hemos asistido y estamos asistiendo los cristianos en nuestras mutuas relaciones.

En los últimos cien años nos dijo, ha habido más acercamiento entre los cristianos, que en los quinientos o mil años anteriores.

Y llegamos al DOMINGO 22, día grande de la Semana con la celebración ecuménica en la con-catedral de Santa María.

El tema elegido era “Transformados por la paz de Cristo resucitado”.

Allí D. Francisco Cerro, nuestro obispo y D. Felipe Carmona, pastor de la I.E.E, responsable de las Relaciones Ecuménicas de su Iglesia en Cataluña, nos hablaron de la reconciliación con Dios y con nuestros hermanos cristianos y cómo el Ecumenismo tiene que ir precedido de la Conversión del corazón.

Pudimos intercambiarnos un pequeño pan que se comparte en las celebraciones tradicionales de Polonia.

Este año los textos de la Semana han estado preparados por un grupo de representantes reunidos de las diversas Iglesias cristianas polacas: Iglesia católica romana, Iglesia ortodoxa, Iglesia vétero-católica y las Iglesias protestantes: luterana, reformada y metodista.


El LUNES 23 “Transformados por el amor inconmovible de Dios” como tema del día, nos reunimos en la catedral de Coria en jubileo de Reconciliación y Perdón.

El MARTES 24 fue en la capilla de la Casa de la Iglesia donde oramos ante el Icono bizantino del Bautismo del Señor, acercándonos a la espiritualidad de nuestros hermanos cristianos ortodoxos con el tema “Transformados por el Buen Pastor”.

El MIÉRCOLES 25 conmemoramos la conversión de San Pablo con una Eucaristía en Santa María, “Una sola Fe, un solo Bautismo” y el tema de este último día “Reunidos en el Reino de Cristo”.

Descubrimos la necesidad de seguir trabajando por un Ecumenismo real, fraterno y espiritual, dimensiones importantes en este camino.

La Semana tuvo un día más en acontecimientos ecuménicos:

El JUEVES 26 nos ha visitado el eminente ecumenista español D. Manuel González Mañana, delegado diocesano de Relaciones Interconfesionales de Córdoba.

En el Seminario diocesano tuvimos su conferencia “El Diálogo de Conversión precede al Diálogo de Comunión”. En ella aseguró que la Unidad está en marcha, ha comenzado ya…

Cuanto más nos convirtamos a Cristo más unidos estaremos los cristianos.

Y es la espiritualidad ecuménica, con la ORACIÓN como centro, la que nos tiene que acompañar a todos los que nos sentimos tocados por esta sensibilidad.

El equipo de la Delegación de Relaciones Interconfesionales